FUMI-LINE

CONTROL DE PLAGAS

4524-7116

La Tuberculosis crece en Buenos Aires


Las condiciones esclavistas de los talleres textiles de Buenos Aires han desencadenado un regreso alarmante de esta enfermedad altamente contagiosa que ha aniquilado una importante porci�n de la humanidad. En el sur de la Ciudad se registran casos tan numerosos como en �frica. Existen fantasmas que siempre vuelven, existen fantasmas que nunca se van. En la Ciudad de Buenos Aires, est� resurgiendo una sombra que, desde hace siglos, es sin�nimo de muerte.

Al sur de la Ciudad, en el hospital Pi�ero, se detect� una tasa de infecci�n de tuberculosis de 141.46 cada 100 mil habitantes, concentrando la tasa m�s alta de toda la Rep�blica Argentina. S�, aunque cueste creerlo, Buenos Aires es la zona del pa�s con mayor cantidad de casos de "La Plaga Blanca".

�C�mo pudo pasar esto? �c�mo en pleno siglo XXI puede resurgir tan virulentamente una enfermedad infecciosa que se supon�a controlada desde hac�a mucho tiempo? "Todos sabemos que la tuberculosis est� relacionada con la pobreza, falta de alimentaci�n, hacinamiento y tipo de trabajo. En esta �rea hay mucho trabajo esclavo por los talleres de costura y esto hace que se dificulte el control de esta enfermedad", explica Zulma Pisera, m�dica pediatra especializada en neumolog�a, quien detalla que "en los �ltimos dos meses tuvimos dos chiquitos en una misma escuela con tuberculosis grave, y el mes pasado de otra escuela. Esto habla de que la enfermedad no est� controlada".

La actual impune ilegalidad de la industria textil esclavista, con paup�rrimas condiciones de trabajo, sumada al desarme de los controles sanitarios en la frontera durante los a�os noventa, han hecho resurgir a la tuberculosis de manera alarmante. "Las cifras son similares a las de �frica subsahariana o a las del Impenetrable Chaque�o", advierte Lucrecia Campos, neumofisi�loga, explicando las dificultades que presenta trabajar con pacientes esclavos de los talleres textiles: "Los pacientes no dan las direcciones exactas de donde viven, y tampoco se puede entrar a los talleres, por lo que es muy dif�cil acceder a esa poblaci�n. En esta zona hay cada vez m�s migraci�n, y cuando llegan, enga�ados con la promesa de trabajo, de lo primero que se enteran es de que est�n enfermos; y al evaluarlos nos damos cuenta de que padecen tuberculosis desde hace seis meses, por ejemplo, y han venido en un micro durante 36 horas, siendo contagiosos".

Siendo una de las enfermedades infecciosas m�s antiguas que se conocen, hizo estragos en todo el mundo, principalmente en Europa. Durante los siglos XVIII y XIX, la tuberculosis fue llamada "la enfermedad rom�ntica", dado que muchos artistas la padec�an, mitificando este mal y propagando la creencia de que provocaba "raptos" de creatividad o euforia, m�s intensos a medida que avanzaba, hasta el punto de producirse una fase final de creatividad y belleza supremas justo antes de la muerte.

Una idea absurda, por supuesto. La tuberculosis nada tiene de rom�ntica, aunque s� mucho de tr�gica. Las muertes de ni�os o j�venes son comunes entre los obreros esclavizados de los talleres textiles, quienes mantienen a sus hijos con ellos durante las jornadas de trabajo. Algo que las autoridades callan. El r�gimen neoesclavista de producci�n textil, as� denominado por el abogado de la Defensor�a, Mario Ganora, ha marcado una cicatriz en el sistema de salud porte�o. Ganora cuenta que "los pacientes que provienen de pa�ses con alta tasa de proporci�n de tuberculosis, como son Bolivia y Per�, se infectan en su pa�s de origen y las condiciones sociales locales favorecen el desarrollo de la enfermedad".

Una involuci�n pavorosa se cierne sobre Buenos Aires. Las mismas pr�cticas con los mismos objetivos que hace tres siglos, durante la Revoluci�n Industrial, prepararon el escenario perfecto para el desarrollo de esta plaga, hoy vuelven a estar en vigencia, como un fantasma que nunca cesa.

Inicio| Empresa| Servicios| Servicios en Ind. Médica| Control de Mosquitos| Control de Murciélagos| Contacto
Referencias en Ind. Médica| Control de Murcilagos y Roedores| Desratizacin en casas| Desratizacin en Consorcios Desratizacin en Industrias y Comercios| Equipos de Ultrasonido| Alquiler de Equipos de Ultrasonido| Limpieza de Tanques de Agua| Certificado de Desratizacin Previo Demolicin| Control de Hormigas| Servicios en Casas Servicios en Consorcios| Servicios en Comercios| Servicios en Industrias| Servicios en Veterinarias Desinfecciones NO Txicas| Control de Chinche de Cama| Control de Cucarachas en Hogares| Abonos con Certificado y Oblea Municipal| ltimas Noticias| Artculos| Socio Fundador de COAPLA